Ejercicios después de la cirugía de cáncer

0
20

Por: Hercilia Ortiz

Después de una cirugía de cáncer de seno se requieren cuidados para evitar que el brazo involucrado pierda movilidad. Aquí te decimos los ejercicios después de la cirugía de cáncer.

Ejercicios después de la cirugía de cáncer

Una semana después la cirugía

Si tu Médico lo autoriza, primero podrás comenzar con estos movimientos:

  • Utiliza tu brazo para realizar tus actividades cotidianas (comer, vestirte, bañarte o peinarte), como normalmente lo hacías.
  • Acuéstate y levanta tu brazo por encima del nivel del corazón durante 45 minutos, recárgalo en almohadas. Repite esto tres veces al día.
  • Eleva tu brazo por encima del corazón, abre y cierra la mano de 15 a 25 veces, dobla y estira el codo, el mismo número de veces. Repite tres veces al día.
  • Toma aire por la nariz y comienza a inflar el abdomen, retén el aire unos segundos y comienza a expulsarlo lentamente por la boca. Repite de cuatro o cinco veces.

Dos semanas después

Luego de realizar los primeros ejercicios, puede que tu Médico te aconseje realizar alguno de los ejercicios que a continuación te mostramos. Sólo recuerda que puedes sentir cierta opresión en tu pecho, calor, cosquilleo o adormecimiento en el brazo o tórax, es normal y con los ejercicios deben disminuir. Sin embargo, si presentas hinchazón lo mejor es comunicarte con el especialista.

Levanta la vara

Sirve para aumentar la movilidad de los hombros.

  • Recostada con las rodillas flexionadas y los pies en el piso.
  • Toma una vara (un palo de escoba) sobre el abdomen y sostenla con ambas manos con las palmas hacia arriba.
  • Levanta lentamente la vara, sin flexionar los codos, y mantén la posición 5 segundos.
  • Regresa a la posición inicial y repite de 5 a 7 veces.

Moviendo los codos

Sirve para aumentar el movimiento en la parte frontal del tórax y el hombro.

  • Recostada con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el piso.
  • Coloca tus manos en la nuca con los dedos entrelazados y los codos apuntando hacia el techo.
  • Baja lentamente los codos para que toque la cama.
  • Regresa a la posición inicial y repite de 5 a 7 veces.

Para un lado

Sirve para aumentar el movimiento del torso y del cuerpo.

  • Sentada en un silla con la espalda recargada, entrelaza los dedos de tus manos y colócalas sobre tus rodillas.
  • Levanta lentamente los brazos sin separar las manos, para hasta tus manos estén encima de tu cabeza.
  • Inclina tu cuerpo hacia la derecha, sin bajar los brazos, regresa al centro e inclínate hacia el lado izquierdo.
  • Regresa a la posición inicial y repite de 5 a 7 veces.

Estirando los brazos

Sirve para recuperar la movilidad del hombro.

  • De pie frente a la pared, a una distancia suficiente como para recargar los manos con los codos flexionados.
  • Sube tus manos, lo más que puedas hasta sentir un estiramiento.
  • Regresa a la posición inicial y repite de 5 a 7 veces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here